Consejo consultivo

2. CONSEJOS DE LA SOCIEDAD CIVIL

2.2 CONSEJOS SECTORIALES

2.2.3 Consejo Nacional del Libro y la Lectura


Forma de integración Nombre de sus consejeros Representación o calidades

a) El Presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes

b) Un representante del Presidente de la República;

c) El Director de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, o su representante;

d) Dos académicos de reconocido prestigio designados por el Consejo de Rectores, uno de los cuales deberá pertenecer a alguna Universidad con sede en las Regiones Primera a Decimosegunda;

e) Dos escritores designados por la asociación de carácter nacional más representativa que los agrupe. Estos escritores no deberán ser necesariamente socios activos de dicha entidad o de otra de igual naturaleza;

f) Dos representantes de las asociaciones de carácter nacional más representativas de los editores y de los distribuidores y libreros, debiendo uno estar vinculado a la edición y el otro a la comercialización;

g) Un profesional de la educación de reconocida experiencia en la promoción de la lectura, designado por la asociación profesional de educadores de carácter nacional más representativa,

h) Un profesional de la bibliotecología con reconocida experiencia en bibliotecas públicas o escolares, designado por la asociación profesional de bibliotecólogos de carácter nacional más representativa.

Presidenta Claudia Barattini, Ministra Presidenta del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes,

Secretario/a Ejecutivo/a del Fondo del Libro y la Lectura

Consejeros

María Cecilia Saavedra Borchert (MINEDUC).

Gonzalo Oyarzún Sardi (DIBAM).

Jaime Espinosa Araya (Consejo de Rectores – UMCE).

Patricio Sanhueza Vivanco (Consejo de Rectores).

Juan Carlos Sáez (Sociedad de Editores de Chile).

Gregorio Angelcos (Sociedad de Escritores de Chile).

Ximena Troncoso (Sociedad de Escritores de Chile).

Judith Riquelme Ríos (Colegio de Bibliotecarios de Chile A.G.).

Carlos Bastías Pérez (Colegio de Profesores de Chile A.G.).

Los miembros del Consejo del Libro tienen calidad Ad Honorem.